Información de la revista

La Jiménez Díaz implanta la estimulación del núcleo nervioso con electrodos para el tratamiento del dolor

Compartir

JANO.es · 13 enero 2015 12:46

Los resultados en Bélgica y Alemania muestran que este método resulta eficaz en más del 70% de los pacientes.

La Fundación Jiménez Díaz es el primer hospital madrileño, y uno de los pioneros en España, en el tratamiento del dolor agudo y permanente a través de la estimulación del ganglio sensitivo con electrodos. Según explica el doctor Juan Carlos de la Pinta, del Servicio de Anestesiología del centro, esta tecnología está indicada para pacientes con dolor crónico intenso que han agotado otras posibilidades terapéuticas, como puede ser el caso de algunas personas con neuralgia postherpética, síndrome del miembro fantasma o dolor regional complejo.

“A corto plazo, la efectividad es muy alta. Los pacientes señalan que el dolor cede desde un primer momento, se reducen los síntomas asociados y pueden reducir la medicación, lo que representa una mejora muy importante para su calidad de vida”, señala el Dr. De la Pinta. Aunque la experiencia con esta técnica todavía es reducida, se estima que se han tratado cerca de 1.500 casos, en Australia, Nueva Zelanda y varios países de Europa central , donde se aplica desde hace 5 años, los datos señalan que este tratamiento es eficaz en más del 70% de los pacientes.

Un 'marcapasos' del dolor

Este 'marcapasos' del dolor, como lo define el Dr. De la Pinta, se dirige al tratamiento del dolor focalizado. Concretamente, consiste en la implantación de electrodos sobre la raíz nerviosa, que a través de un campo eléctrico, estimula el ganglio sensitivo, que es el primer sitio donde se procesa la información dolorosa que llega hasta el cerebro. “La diferencia de este electrodo, respecto a otros anteriores, es la posición donde se implanta. Mientras que antes se estimulaba la zona epidural, ahora queda a nivel del ganglio sensitivo, permitiendo así actuar de forma más localizada”.

A pesar de los buenos resultados, este especialista advierte de que es un tratamiento reservado a casos de dolor crónico resistente a otros tratamientos. “Además, y aunque la intervención se hace con anestesia local, antes del implante de electrodos hacemos un estudio psicológico para asegurarnos de que el paciente va a tolerarlo bien”, concluye este experto.

Noticias relaccionadas

Se trata de una estrategia de tratamiento indoloro que utiliza descargas débiles mediante electrodos colocados en el cuero cabelludo.
El sistema consiste en un marcapasos que envía impulsos eléctricos controlados a unos electrodos que se colocan en los nervios periféricos.
Médicos del Hospital Clínico Universitario de Salamanca muestran que el 75% de los pacientes mejora con este tratamiento
Medicine

Suscríbase a la newsletter

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Política de cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.