Información de la revista

La OMS avala la eficacia de los antagonistas de la interleucina 6 en pacientes con COVID-19 grave

Compartir

JAMA · 07 julio 2021 09:30

Un metaanálisis de 27 ensayos aleatorizados publicado en 'JAMA' muestra que el uso de tocilizumab o sarilumab en combinación con corticosteroides reduce el riesgo de muerte y la necesidad de ventilación mecánica.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha avalado la utilización de antagonistas de la interleucina 6 (IL-6) en pacientes con COVID-19 grave o crítica junto con corticosteroides, tras los resultados de un estudio publicado en JAMA.

Este nuevo análisis de 27 ensayos aleatorizados en los que participaron casi 11.000 pacientes muestra que el tratamiento de los pacientes con COVID-19 hospitalizados con fármacos que bloquean los efectos de la IL-6 -tocilizumab y sarilumab- reduce el riesgo de muerte y la necesidad de ventilación mecánica.

El estudio, coordinado por la OMS en colaboración con el King's College London, la Universidad de Bristol, el University College London y el Guy's and St Thomas' NHS Foundation Trust (Reino Unido), descubrió que los antagonistas de la interleucina-6 eran más eficaces cuando se administraban con corticosteroides.

En los pacientes hospitalizados, la administración de uno de estos fármacos junto con corticosteroides reduce el riesgo de muerte en un 17 por ciento, en comparación con el uso de corticosteroides solos. En los pacientes sin ventilación mecánica, el riesgo de ventilación mecánica o de muerte se reduce en un 21 por ciento en comparación con el uso de corticosteroides solos.

Los científicos combinaron los datos de 27 ensayos aleatorios realizados en 28 países. Este análisis incluyó información sobre 10.930 pacientes, de los cuales 6.449 fueron asignados aleatoriamente a recibir antagonistas de la IL-6 y 4.481 a recibir la atención habitual o un placebo.

Los resultados mostraron que el riesgo de morir en un plazo de 28 días es menor en los pacientes que reciben antagonistas de la IL-6. En este grupo, el riesgo de muerte es del 22 por ciento, en comparación con un riesgo supuesto del 25 por ciento en los que solo recibieron la atención habitual.

Las mejoras en los resultados fueron mayores en los pacientes que también recibieron corticosteroides. En estos pacientes, el riesgo de morir en un plazo de 28 días es del 21 por ciento en los pacientes que reciben antagonistas de la IL-6, en comparación con el 25 por ciento supuesto en los pacientes que reciben la atención habitual. Esto significa que por cada 100 pacientes de este tipo, 4 más sobrevivirán.

El estudio también analizó el efecto de estos fármacos sobre la evolución de los pacientes hacia la ventilación mecánica o la muerte. Entre los pacientes tratados también con corticosteroides, el riesgo era del 26 por ciento para los que recibían antagonistas de la IL-6, frente a un supuesto 33 por ciento en los que recibían la atención habitual. Esto significa que por cada 100 pacientes de este tipo, 7 más sobrevivirán y evitarán la ventilación mecánica.

"Reunir los resultados de los ensayos realizados en todo el mundo es una de las mejores maneras de encontrar tratamientos que ayuden a más personas a sobrevivir a la COVID-19. Hemos actualizado nuestra guía de tratamiento de atención clínica para reflejar este último avance. Aunque la ciencia ha dado sus frutos, ahora debemos centrar nuestra atención en el acceso. Dada la magnitud de la desigualdad mundial en materia de vacunas, las personas de los países con ingresos más bajos serán las que corran más riesgo de contraer la COVID-19 de forma grave y crítica. Esas son las personas a las que deben llegar estos medicamentos", ha comentado la jefa de Gestión Clínica de Emergencias Sanitarias de la OMS, Janet Díaz.

Por su parte, Manu Shankar-Hari, uno de los responsables de la investigación, ha señalado que "los antagonistas de la IL-6 reducen las muertes por COVID-19, es decir, salvan vidas y evitan la progresión a una enfermedad grave que requiere asistencia respiratoria con un ventilador".

Referencia: JAMA. 2021;10.1001/jama.2021.11330. doi:10.1001/jama.2021.11330

Noticias relaccionadas

Se trata de la combinación de bamlanivimab y etesevimab, la combinación de casirivimab y imdevimab, los anticuerpos monoclonales regdanivimab y sotrovimab, y el inmunosupresor baricitinib.

Un metaanálisis que ha analizado resultados de 58 estudios concluye que influye más la presencia de factores como el tabaquismo, la hipertensión, la diabetes, el cáncer y las enfermedades cardiovasculares y respiratorias.

Se han determinado teniendo en cuenta el recuento de linfocitos y los valores de proteína C reactiva, lactato deshidrogenasa, ferritina y dímero D tomados en el momento del ingreso hospitalario.

Medicine

Suscríbase a la newsletter

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?