Información de la revista

La OMS recomienda tratar con una combinación de casirivimab e imdevimab a algunos pacientes con COVID-19

Compartir

Agencia SINC · 27 septiembre 2021 08:30

Dos grupos de enfermos podrían beneficiarse de este tratamiento: pacientes que no estén graves pero que tengan riesgo de hospitalización y casos graves que no hayan generado sus propios anticuerpos frente al coronavirus.

Un tratamiento que combina dos anticuerpos monoclonales, casirivimab e imdevimab, desarrollados por Roche, ha sido recomendado para dos grupos específicos de personas enfermas de COVID-19. La indicación ha sido hecha por un panel del Grupo de Desarrollo de Directrices de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que está formado por expertos internacionales y pacientes, según publica The BMJ.

Uno de estos grupos, se refiere a personas que no estén graves, pero sí tengan riesgo de hospitalización. En el segundo grupo, estarían aquellos que se encuentran en estado grave o crítico y son seronegativos, es decir, que no han generado sus propios anticuerpos frente a la COVID-19.

El panel de la OMS señala que la primera recomendación se basa en nuevas pruebas de tres ensayos que aún no han sido revisados por pares. Los resultados muestran que casirivimab e imdevimab podrían reducir el riesgo de hospitalización y la duración de los síntomas por COVID-19, tanto en personas con mayor riesgo de desarrollar enfermedad grave como en pacientes no vacunados, de edad avanzada o inmunodeprimidos.

La segunda indicación toma en cuenta los datos del ensayo RECOVERY, de la Universidad de Oxford (Reino Unido), que muestran que ambos fármacos podrían reducir las muertes -desde unos 49 menos por cada 1.000 en los enfermos graves hasta 87 menos en los críticos-, así como la necesidad de recurrir a la ventilación mecánica en los pacientes seronegativos.

Beneficios poco significativos para otros pacientes

Sin embargo, el organismo matiza que para todos los demás pacientes s poco probable que los beneficios de esta combinación de fármacos sean significativos.

El casirivimab y el imdevimab son anticuerpos monoclonales que, utilizados conjuntamente, se unen a la proteína de la espícula del SRAS-CoV-2, neutralizando la capacidad del virus para infectar las células.

Ambas recomendaciones forman parte de una guía de actuación en constante actualización, elaborada por la OMS con el apoyo metodológico de MAGIC Evidence Ecosystem Foundation, que tiene el objetivo de proporcionar una orientación actualizada y fiable sobre el manejo de la COVID-19 y ayudar a los médicos a tomar mejores decisiones.

El grupo de expertos reconoce varias implicaciones en cuanto a los costes y recursos asociadas a este tratamiento, que pueden dificultar el acceso a los países de ingresos bajos y medios.

Destacan que, por ejemplo, se necesitarán pruebas serológicas rápidas para identificar a los pacientes elegibles que estén gravemente enfermos. Además, el tratamiento debe administrarse por vía intravenosa utilizando equipos especializados y los enfermos han de ser vigilados para detectar reacciones alérgicas.

También reconocen la posibilidad de que surjan nuevas variantes para las que los anticuerpos casirivimab e imdevimab podrían tener un efecto limitado.

No obstante, afirman que, dados los beneficios demostrados en los pacientes, “las recomendaciones deberían servir de estímulo para poner en marcha todos los mecanismos posibles con el fin de mejorar el acceso global a estos fármacos y a las pruebas asociadas”.

Las indicaciones ofrecidas ahora por el panel de la OMS se suman a otras previas sobre el uso de bloqueadores de los receptores de la interleucina 6 y corticosteroides sistémicos para los pacientes con COVID-19 grave o crítica; y contra el uso de ivermectina e hidroxicloroquina en pacientes con COVID-19, independientemente de la gravedad de la enfermedad.

Referencia: BMJ. 2021;374:n2231

Noticias relaccionadas

Sin embargo, un nuevo estudio estadounidense muestra que las personas tratadas por enfermedades autoinmunes producen respuestas más débiles que las personas sanas.

La combinación, llamada AZD7442 y ensayada en el estudio PROVENT, podría ofrecer hasta 12 meses de protección frente a la enfermedad y se administra mediante inyección intramuscular.

Medicine

Suscríbase a la newsletter

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?