Información de la revista

Las personas con alergias graves a alimentos, medicamentos o látex pueden recibir la vacuna contra la COVID-19

Compartir

Hospital General de Massachusetts · 23 abril 2021 08:30

Expertos dirigidos por alergólogos del Hospital General de Massachusetts (Estados Unidos) han examinado toda la información relacionada con las posibles reacciones alérgicas a las vacunas contra la COVID-19, y han publicado ahora información actualizada basada en su experiencia en la supervisión de más de 65.000 profesionales que se han vacunado completamente desde entonces.

"Nuestro principal objetivo es permitir que el mayor número posible de personas reciba la vacuna de forma segura y evitar las dudas innecesarias sobre la vacunación debidas a la falta de conocimientos sobre las reacciones alérgicas a las vacunas", explica Aleena Banerji, autora principal de la investigación, que se ha publicado en el Journal of Allergy and Clinical Immunology: In Practice.

Los investigadores proponen enfoques modificados para la evaluación de los pacientes con antecedentes de alergias. Esto incluye preguntas iniciales claras y sencillas para identificar a los individuos que son candidatos para todas las vacunas contra la COVID-19, sin necesidad de una evaluación por parte de un alergólogo.

"Con más tiempo y experiencia hemos podido reducir significativamente el grupo de pacientes con alergias previas que requieren la evaluación de un alergólogo antes de la vacunación con COVID-19. Ahora aconsejamos que solo los pocos individuos que hayan tenido una reacción alérgica grave reciente al polietilenglicol, un ingrediente de las vacunas, acudan a un alergólogo o inmunólogo para su evaluación, que puede incluir pruebas cutáneas. Las personas con alergias graves a alimentos, medicamentos orales, látex, picaduras de abeja o veneno pueden recibir con seguridad las vacunas COVID-19", detalla otra de las autoras, Kimberly G. Blumenthal.

El equipo recuerda que las reacciones alérgicas graves a las vacunas siguen siendo extremadamente raras. En cualquier caso, instan a seguir observando a las personas de mayor riesgo durante 30 minutos después de la vacunación, así como contar con personal capacitado para reconocer y manejar las reacciones alérgicas que puedan producirse.

Referencia: J Allergy Clin Immunol Pract. 2021 Apr 15:S2213-2198(21)00439-6. doi: 10.1016/j.jaip.2021.03.053

Noticias relaccionadas

Investigadores de Madrid lo han comprobado en un grupo de 168 profesionales sanitarios con antecedentes de anafilaxia, asma grave, urticaria/angioedema grave o síndrome de activación mastocitaria que ya han sido vacunados.

Medicine

Suscríbase a la newsletter

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?